PERIODISMO

CIUDAD VALLES Y LA HUASTECA
Julián Díaz Hernández

 * Criticado líder pretende aplicar disposiciones inconstitucionales.

Pese a que el ciclismo es una práctica favorable para la salud y más aún en estos tiempos de contingencia sanitaria en los que se necesita estar en buenas condiciones físicas, aficionados a este deporte están en riesgo de ser confrontados por habitantes de la zona tenek, a donde acuden a realizar sus recorridos matutinos.

ARBITRARIEDAD DE LÍDER IMPUESTO

Lo anterior por un afán de notoriedad de José Doroteo Hernández Moctezuma, quien se dice líder de esa cordillera indígena, pero cuyo nombramiento –en marzo del año pasado- fue duramente cuestionado y criticado por pobladores de las comunidades huastecas vallenses, pero se sostuvo en el cargo, desde el cual no ha realizado alguna actividad relevante.

   La argumentación del mencionado individuo se basa en un supuesto riesgo de que los residentes sean enfermados de Covid-19 por los ciclistas, y ha amenazado con inducir a la gente para que les cierren el paso. Según Hernández Moctezuma, el contagio pudiera darse por la cercanía entre los deportistas y los pobladores.

“CICLISTAS NO SOMOS EL VIRUS”

Ante ello, una de las ciclistas, Zulma Yuliana Cortés Nieto, juzgó que dichas críticas carecen de fundamento, y fue más allá al cuestionar a José Doroteo, “si acaso él hace algo para ofrecerle a sus habitantes seguridad contra el Covid, o si supervisa que cumplan con las medidas que exige el sector salud”.

   “No es un secreto que toda la gente trabajadora de aquella zona viene en las mañanas aglomerada en una camioneta, moto o coche propio, y sin cubre bocas. Todos ellos tienen contacto con muchísimas personas durante su día de trabajo y ¿se cuidan? La respuesta podría ser, sí, algunos; otros o la mayoría, no”, enfatizó.

   “Sin embargo, todos regresan a su casa al final de la jornada, lugar donde está su familia corriendo riesgo, y no porque los ciclistas circulemos por la zona, sino por el contacto que tuvieron durante las horas que estuvieron fuera de su hogar”, abundó la deportista, quien en los últimos cuatro años ha destacado en competiciones nacionales y estatales. 

   “Los grupos que cruzamos los caminos de la zona tenek, no tomamos agua en sus vasos, no entramos a sus casas, no tenemos contacto con ellos, no los tocamos; nos limitamos a saludar, sí, pero a más de tres metros de distancia. La mayoría de las veces ni siquiera cruzamos por viviendas, nos movemos entre las brechas donde no hay tránsito de personas”, añadió.

   “Entendemos la situación y estamos de acuerdo en que quieran protegerlos, pero no de nosotros los ciclistas que no les causamos ningún daño ni inconvenientes en la zona. Sería bueno que leyeran diversos artículos que recomiendan el uso de la bicicleta como una de las medidas contra el Covid-19; los ciclistas no somos el virus”, recalcó. 

   Contrario a la irrelevante dirigencia de José Doroteo Hernández Moctezuma en el área indígena, Zulma Yuliana Cortés Nieto ha sido segundo lugar en la Copa Nacional MTB 2018, en Zacatecas; además de campeona en maratones, seriales y retos de ciclismo realizados en los estados de San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

LIBRE POR AMÉRICA, FRENADA AQUÍ 

Otra de las mujeres que suele practicar ciclismo por los caminos de la zona indígena, es María Rosaura Loredo Rocha, maestra de profesión, nacida en Rioverde pero radicada en Ciudad Valles, donde es conocida como escritora y conferencista, pero que ha llevado su filosofía a muchas latitudes distantes.

   Con la autoridad que le da el haber recorrido en bicicleta trece países del continente americano (hazaña que dio origen a su primer libro “Pedaleando hacia mi origen”), afirma que “el ciclismo no daña y es inofensivo transitar en bicicleta, porque no existe contacto, incluso cuando saludamos o nos detenemos a conversar es a mucha distancia”.

   “El ciclista no representa ningún riesgo, no existe contacto, y ni paradas hay, definitivamente no veo dónde puede perjudicar un ciclista”, insistió la deportista y escritora, quien al enterarse de las intenciones de José Doroteo Hernández Moctezuma, consideró como una ironía que en ningún país extranjero tuvo ese tipo de obstáculos, y ahora le vaya a suceder en su propia tierra.

   Loredo Rocha dejó en claro que ningún habitante de la zona indígena le ha impedido al paso o ha insinuado que no puede circular libremente, al contrario ha sido siempre tratada con amabilidad y respeto, por lo que no descartó que todo sea una estratagema del dirigente para llamar la atención.

 

LO MÁS RECIENTE