“No están todos los que son, pero sí son todos los que están” podría ser una frase conocida que definiría el contenido del cuarto libro del periodista Julián Díaz Hernández, quien con esta obra pretende -como siempre, en forma modesta- contribuir un poco al conocimiento de la historia de Valles a través de la difusión de (algunos de) sus personajes por medio de estas semblanzas que superan al centenar.   Es también una manera de reconocer a todos aquellos que han puesto un esfuerzo en los terrenos que ocuparon: Comercio, comunicación, cultura, deporte, educación, gobierno, política, religión, sociedad, o como parte de esa gente que ya tiene una relación ineludible con la ciudad.