CULTURA

CIUDAD VALLES Y LA HUASTECA
Julián Díaz Hernández

En una conjunción de esfuerzos y muestras culturales de cinco estados de la República, del 19 al 21 de abril de 1996 se realizó el Primer Festival de la Huasteca, que involucró la participación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta, hoy Secretaría de Cultura Federal) y los respectivos consejos e institutos de cultura de Hidalgo, Querétaro, Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí.

    El evento comenzó en Ciudad Valles con una majestuosa ceremonia en el teatro del Centro Cultural de la Huasteca Potosina, en donde se concentraron diversas personalidades, creadores, estudiantes, prensa nacional, autoridades, y en general, gente de diversos estratos sociales, interesada ante la majestuosidad del naciente festival.

   Las palabras de presentación estuvieron a cargo del director del Instituto Potosino de la Cultura en San Luis Potosí (hoy Secretaría de Cultura Estatal), Eudoro Fonseca Yerena. Después, el Secretario General de Gobierno Estatal, Fernando Silva Nieto, firmó el acuerdo ejecutivo del Programa Cultural de la Huasteca con el director de Descentralización  del Conaculta, Eduardo Reyes Langatme.

 

   El mismo Silva Nieto -en representación del gobernador Horacio Sánchez Unzueta- efectuó la declaratoria inaugural. Enseguida, los invitados especiales salieron del teatro para recorrer los pasillos de la Casa de la Cultura, donde se montó la exposición y venta de artesanías de los cinco estados involucrados en el Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca.

   Con la estafeta de cada entidad, acudieron: El director del Instituto de la Cultura Veracruzana, Rafael Arias; Guillermo Lavin, Secretario Técnico del Consejo para la Cultura y las Artes de Tamaulipas; Agustín Ramos, director general del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo; y el coordinador del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Querétaro, Enrique Villa.

   Dentro del primer festival se integraron danzas, muestra gastronómica, trovadores, concierto de grupos con pareja, videos, conferencias, exposiciones fotográficas y grupos de huapangueros, entre otras actividades. Al paso de los años el evento adquirió renombre, involucró al estado de Puebla, y se ha convertido en un escaparate de la cultura huasteca en diversas vertientes.

 

   Las ediciones se realizan de manera anual en alguno de los municipios huastecos de cada entidad, siendo la segunda ocasión en Huejutla, Hidalgo (1997); y posteriormente en Tampico, Tamaulipas (1998); Jalpan, Querétaro (1999); Tuxpan, Veracruz (2000); y Xicotepec, Puebla (2001); regresando en 2002 a San Luis Potosí, al municipio de Tamazunchale. 

   El octavo festival fue en Atlapexco, Hidalgo (2003); seguido de González, Tamaulipas (2004); de nueva cuenta en Jalpan, Querétaro (2005); Pánuco, Veracruz (2006); Huauchinango, Puebla (2007); Xilitla, San Luis Potosí (2008); Yahualica, Hidalgo (2009); una vez más en Tampico, Tamaulipas (2010); Ahuacatlán, Querétaro (2011); Xalapa, Veracruz (2012); y Puebla repitió Xicotepec en 2013.

   La décimo novena edición –en 2014- tuvo como sede otra ocasión en Xilitla, San Luis Potosí; después Jaltocán, Hidalgo (2015); El Mante, Tamaulipas (2016); y en 2017 Jalpan (Querétaro) se convirtió en el primero en albergarlo tres veces; en 2018 se hizo en Tantoyuca, Veracruz; en 2019 correspondió a Cuetzalan, Puebla; y para 2020 sería en Aquismón, San Luis Potosí, pero se postergó por la pandemia.  

 

LO MÁS RECIENTE