HISTORIA

CIUDAD VALLES Y LA HUASTECA
Julián Díaz Hernández

Arnulfo Mancera Vélez, un capitalino de paso por esta ciudad, observando el requerimiento de un cuerpo de auxilio estableció un puesto de socorro de la Cruz Roja. 

   Para ello contó con el apoyo de Eduardo Espinoza Moya y Alfredo Treviño (en ése entonces Jefe de Estación), así como de algunos médicos que ofrecían consultas y servicios de emergencia gratis a los enfermos de escasos recursos.

   De esta manera, el 18 de abril de 1942 se fundó la Cruz Roja Mexicana Delegación Valles, en la calle “Escontría” (frente a lo que hasta hace unos años era la clínica del ISSSTE) en locales propiedad de Gregorio Osuna. 

   Una camioneta particular atendía los servicios de emergencia hasta que la institución recibió una ambulancia; el material de curación se obtenía por medio de un crédito con la farmacia “Ciros” (propiedad de Ciro Purata y Celia Velarde).

   Espinoza Moya fue el primer director médico de la institución y de inmediato se dio a la tarea de prestar sus servicios, acompañado de Ernesto Tinajero, Alberto Jiménez, y Eduardo Castellanos. 

   Dos años después, la Cruz Roja pasó a “Morelos” 59, en un terreno donado por Romualdo Del Campo, donde se construyó el edificio, contando con la colaboración del señor Erick Erickson, quien dio material para concluir la construcción.

   Inaugurado el 2 de abril de 1944, el nuevo local de la Cruz Roja de Valles fue acondicionado de tal forma que pudieran practicarse operaciones de todo tipo de cirugía médica general. 

   El personal lo formaban las enfermeras Emilia Hernández y Bertha Saucedo; así como Alberto Abud, Livio Bello, María Luisa Fuente, y Soledad Juárez, en calidad de doctores.

   Con el paso de los años, el caos vehicular en torno a la Cruz Roja por su céntrica ubicación, así como el crecimiento del edificio vecino que alberga a la Presidencia Municipal, han estado a punto de provocar su cambio a otro sitio.

   Sin embargo, esto ha sido evitado por una cláusula en la donación que establece que cuando el terreno deje de albergar a la benemérita institución, pasará a manos de los herederos de don Romualdo Del Campo.  

LO MÁS RECIENTE

Contador de visitas

© 2009-2021 by GPIUTMD