HISTORIA

CIUDAD VALLES Y LA HUASTECA
Julián Díaz Hernández

En sus inicios, el mercado era solo un cúmulo de tiendas de lona que se colocaban frente a la Parroquia Santiago de los Valles. Después existió en Valles un lugar conocido con el nombre de “El Galerón”, pero un día un locatario dejó una veladora prendida y se provocó un incendio que acabó con todo, entonces los locatarios fueron trasladados a la calle 5 de mayo. 

   En el año de 1938, se inició la construcción de lo que hoy conocemos como el mercado municipal “Gonzalo N. Santos”. Pero lamentablemente en ese entonces, los locales que estaban sobre la calle 5 de Mayo se volvieron a incendiar y como resultado de este nuevo desastre muchos se desanimaron y abandonaron su lucha por las ventas.

   Tras la terminación de la obra, a los que quedaban y de acuerdo con su giro y especialidad, se les entregó su lugar en el nuevo mercado, que tenía capacidad para 200 locatarios. Al paso del tiempo y con el crecimiento comercial de Ciudad Valles, el mercado resultó insuficiente para dar cabida a nuevos comerciantes que llegaron y fueron instalándose alrededor.

   Ocuparon las calles Negrete, Madero, Abasolo, y Porfirio Díaz; a los puestos de la calle les nombraban “el mercadito” y éste volvió a sufrir otro incendio, y de nuevo fueron trasladados a la calle 5 de mayo. Seguramente éste nuevo siniestro motivó a las autoridades estatales y municipales a contribuir en la construcción del mercado “Constitución”.

   El nuevo mercado se hizo en el lugar que ocupaba la escuela “Constituyentes”, y fue entregado por la alcaldesa Margarita Bacconnier a los 76 comerciantes que les tocó lugar. No todos tuvieron un espacio y las gestiones para otros inmuebles debieron pasar por dos administraciones municipales y el cambio del gobierno estatal.

   Fue entonces cuando la Unión de Locatarios consiguió que el alcalde Leonardo Zúñiga Azuara, hiciera los trámites ante el gobernador del estado Guillermo Fonseca Álvarez, para financiar mancomunadamente el tercer mercado. Este llevaría por nombre “5 de Mayo”, hasta el 7 de diciembre de 1983, cuando un incendio más acabó con él. 

   A su reconstrucción –dos años después- se le denominó “Valles 85”; fue ocupado en su apertura, por 22 locatarios, a quienes no se les cobró un solo centavo por instrucciones del presidente municipal. El ayuntamiento de Antonio Esper terminó de techar con lámina, poner el drenaje y llaves de agua a las cocinas, pavimentar los pasillos y áreas que faltaban. 

   Las decenas de comerciantes establecidos en esos centros de abasto decidieron agruparse de manera formal, desde el 26 de abril de 1948; primero quedaron constituidos bajo el membrete de Unión de Comerciantes, y ya para el año de 1949 se registraron con el nombre oficial de Unión de Locatarios de Mercados Públicos de Ciudad Valles. 

   En la primera directiva estaba Adán Lárraga González junto con Arturo Vázquez, Santos Palacios, Miguel Jiménez Ledezma, Benigno Castellanos, José Lárraga González, Manuel Sánchez, Francisco Lara Dávila, Ramiro García, Herculano Ríos, Miguel Gómez Terán, Ezequiel Vázquez, Vicente Lara Dávila, Juvencio Soria y Eufemia Bustos.

LO MÁS RECIENTE